El Camino : sus facetas oscuras

 

Artículo denucia publicado en la revista Hito

 

Tratándose de extranjeros como nacionales y dudando mucho que los 8 sean peregrinos, normalmente la mayoría de los grupos no aspiran a peregrinar sino a pasárselo bien y si es haciendo la juerga tanto dentro del albergue como fuera, y más si son jóvenes, detalle que el articulo no indica. Por lo tanto, un hospitalero debe tener claro la existencia de las normas del albergue, para que los que solicitan la hospitalidad también sepan comprendedlas y cumplirlas por el bien de la convivencia y el respeto del entorno material.

En tal caso, si el peregrino y más, si es un grupo de ocho, no aparece a la hora del cierre establecida, salvo algo serio que lo confirme, el pago no justifica la ausencia de unos individuos de charanga y pandereta dentro de las instalaciones del albergue. Posiblemente este grupo de juerguistas no anduvo el Camino sino vinieron al albergue utilizando cómodamente los servicios de los autobuses Jiménez que aseguran el transporte de las etapas anteriores a Burgos. Esta clase de gente confunde el Camino de Santiago con un lugar para divertirse disfrutando de las tarifas económicas que son destinadas solo a los Peregrinos. Así, desmejoran la imagen de la Hospitalidad jacobea destinada a quien peregrina y del lugar, vienen para ofender al personal de limpieza como al hospitalero/@ en su misión y sobre todo a desestimar las propias instalaciones que se realizaron gracias al dinero del Fondo Publico, o sea de nuestros impuestos directos e indirectos.

Para ellos esta la red de hoteles y pensiones dispuestos para acoger a esta clientela fingida del Camino dejando así libres las camas del albergue a los peregrinos que andan las etapas y que se quejan mucho, porque se ven obligados a solicitar los servicios comerciales por culpa de una falsa ocupación .

Todo esto se merece y exige un RESPETO que va menguando hoy en día a pasos agigantados entre demasiada gente que por llevar una credencial se disfraza de peregrino –llamado gallofo en épocas medievales y coquillard en territorio francés- porque la Historia se repite.

Además esta juventud tiene la manía de explayar sus testimonios difamadores siempre anónimos en las redes sociales que desgraciadamente foros y moderadores permiten y publican sin valoración alguna del daño y perjuicio tremendos que causan y que el tiempo no puede borrar porque cuaja en demasiada gente ingenua.

La hospitalera que se hizo cargo de este magnifico y costoso albergue de peregrinos de Burgos no dio la talla porque permitió dar un ejemplo nefasto ante los demás peregrinos hospedados, aceptando que éstos entren bebidos, cuando este grupo de ocho aprovechadores, solo tenia derecho a recoger sus cosas personales, a no permanecer más que el tiempo justo para ello, y a desaparecer. Esta actitud del/@ hospitalero/@ que se deja avasallar por quien engaña, insulta, impone unos derechos que no tiene, y les dejar disfrutar unas horas de descanso como si el albergue fuese un hotel de cinco estrellas pagando 5€ y como propina el enfado de estos perro flautas a todo el personal, no cabe en nuestra mente.

Cercana esta la benemérita que gustosamente queda a la disposición de los albergues para hacer su trabajo y poner orden en tales circunstancias. Además en tal caso el hospitalero responsable ha de retirar inmediatamente la credencial del titular para evitar que se repita la juerga en los siguientes lugares de acogida jacobea, según advierte la misma. De esta manera, el mundo peregrino confiara más en una correcta utilización de sus infraestructuras recordando que el año 2015 ha sido tachado de negro con el caso de la peregrina estadoudinense Denise Pikka Thiem. Nosotros queremos manifestar nuestra indignación aprovechando dicho incidente porque son numerosos los casos similares que cuentan los Peregrinos serios a lo largo del año y de la ruta jacobea y desde hace una década, hospitaleros y gente dedicada a prestar servicio benévolo a los Peregrinos, observamos que el Camino de Santiago se esta muriendo de éxito.

Esta clase de individuos existirá siempre porque al sistema actual favorece cada vez mas los aficionados e impostores en esta civilización nuestra, que ha perdido el sentido común en ambos lados. Porque el problema radica también en quien esta atendiendo a los peregrinos y se hace llamar Hospitalero/@, cuya misión es de proteger el Camino y la Peregrinación, porque tiene la obligación moral de favorecer su imagen, de favorecer el sentido de peregrinar con sus nobles funciones, de mantenerse en el recuerdo del trabajo de mucha gente peregrina que ha luchado años anteriores para hacer resurgir el Camino. Es la receta para evitar estas provocaciones procedentes de fuerzas tenebrosas porque el CAMINO junto con su HOSPITALIDAD ES SAGRADO. Como socios de esta Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Burgos, advertimos de la deterioración del uso del Camino en sí, en épocas que ofrecen excelentes instalaciones y una hospitalidad digna a quien anda a Compostela merecedor de sus servicios, para en compensación verse respetado como tal.

ATENTOS: Que los Hospitaleros no se dejen engañar tan fácilmente por unos cuantos embusteros turisgrinos. Deben ser mas decididos en esta tarea de la acogida, sino su misión desaparecerá, para ser muy pronto sustituidos por negociantes con o sin estrellas.

Michelle*Félix www.ospitalsantamarinaysantiago.